Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

20 de enero de 2018

El chavismo hacia la victoria electoral en 2018

| 1
Foto: CNE.
La oposición planea el boicot a las elecciones presidenciales de 2018. De este riesgo advirtió el presidente Nicolás Maduro al referirse a las pláticas que llevan a cabo en República Dominicana su gobierno y parte de la denominada Mesa de Unidad Democrática. Ya se habían acordado los siete puntos de la agenda pero en eso los opositores recibieron una llamada de Washington y cambiaron de postura. “Lo sé de buena fuente”, añadió el mandatario. No obstante, puntualizó que en 2018 habrá elecciones “con toda la oposición o con una parte de ella”.
Y es que el chavismo, pese a los rigores impuestos a la población por la guerra económica y otras adversidades, reiteró en 2017 su capacidad de aglutinar a la mayoría y ganar contundentemente tres elecciones consecutivas: las de integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), las de gobernadores y las de alcaldes. Si a ello añadimos las amargas divisiones y la desmoralización que sufre la oposición, el imperialismo seguramente prevé su derrota en las presidenciales de 2018.
Cabe recordar que Maduro retomó la iniciativa estratégica en 2017 al derrotar el más pugnaz de todos los intentos de empujar la Venezuela bolivariana a la guerra civil, como en Libia, Siria y Ucrania, según el guion de la llamada guerra de cuarta generación. Lo hizo de la manera más democrática ante la violenta arremetida. Con buen gobierno, mucho pueblo en la calle y las mencionadas victorias electorales, en particular los comicios para la ANC, desarrollados casi al borde de la guerra civil. Iniciada durante el gobierno de Obama, autor del decreto presidencial que declara a Venezuela “un grave peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos”, la estrategia de guerra en todos los frentes ha sido recrudecida por Trump desde agosto de 2017 con un paquete de graves e ilegales medidas contra las finanzas internacionales de Venezuela, con terrible perjuicio al funcionamiento de su economía. El plan contempla, como lo vimos entre marzo y junio de 2017, la insurrección contrarrevolucionaria de calle –mezcla de movilización de opositores y cada vez más feroces acciones terroristas-, exactamente como lo puntualiza el documento golpista Venezuela Freedom II, del Comando Sur de Estados Unidos.
Al parecer, pese a la firme política democrática y de paz de Maduro y a la evidencia de que el chavismo es inderrotable en las urnas y también mediante las cada vez más destructivas acciones violentas, Washington, persistirá en esta última ruta.
Dinero hay de sobra. Ahí están la CIA y Exxon Mobil, el imperio petrolero que dirigió Rex Tillerson hasta antes de asumir como secretario de Estado de Trump. También mercenarios dispuestos a lanzarse al cuello de Venezuela chavista al llamado de Álvaro Uribe o de Marco Rubio y sus colegas legisladores cubano-estadunidenses. Por eso no debe asombrarnos la mitificación y glorificación mediática como luchadores por la libertad de Óscar López y su banda terrorista, ya desarticulada por los servicios de seguridad de Venezuela. Quien ataca con granadas y disparos de fusil automático objetivos civiles como el Tribunal Supremo, donde todavía los niños permanecían en la guardería; o el Ministerio del Interior, Justicia y Paz, en cuya azotea eran celebrados los periodistas en su día, es terrorista de acuerdo con el derecho internacional. Igual, quien secuestra un helicóptero en una base aérea o se apodera de armas de guerra en una instalación militar con el propósito de derrocar al gobierno legítimamente constituido. En los planes del grupo, también estaba estallar camiones bomba en lugares públicos. Entre ellos la embajada de Cuba, ha trascendido en el sitio web alternativo La Tabla.
La conclusión es clara. Washington y el gran capital internacional necesitan reforzar en las audiencias el estereotipo del terrorismo “bueno” contra Venezuela, como lo han hecho en Afganistán, Cuba, Siria, Libia etc.
La razón es muy clara. Parecen haber decidido continuar con la violencia más salvaje contra Venezuela. Es una prioridad hacerlo. Acabar con  la “dictadura”  de Maduro, con ese maldito chavismo al que tanto le gustan el debate y el camino electoral. Ya sabemos que Washington nada más acepta su modelo de democracia. Pero incluso esa, hasta que le conviene. Un dato a tener en cuenta por Morena. Lo dijo el general Kelly, jefe de gabinete de Trump: ni a México ni a Estados Unidos les conviene un gobierno de izquierda en México.

(Primera parte) Entrevista a Mohammad Assaf Abdel Hadi: Jerusalén es la capital eterna de Palestina

Resumen Latinoamericano, 19 de enero 2018.
Por Ramón Pedregal Casanova.
En la entrevista realizada sobre Jerusalén y Palestina en su conjunto al Dr. en Historia y Artes Mohammad Assaf Abdel Hadi, arqueólogo y miembro de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada, podemos entender la conjunción de la guerra y la política llevada a cabo por Israel contra el pueblo palestino, pero también de la cultura y la historia que a éste pertenece.
Estan presentes en toda la conversación las cuestiones relativas a la identidad cultural de Occidente en relación con Palestina, a la arqueología bíblica, a la aparición del sionismo como movimiento nacionalista, al rol de la arqueología en el estado de Israel y al desarrollo de una arqueología palestina de la región, que, aunque tratados sumariamente, en su interrelación permiten comprender las variadas raíces del conflicto desde una perspectiva histórica.

  1. Dr. Mohammad Assaf Abdel Hadi, empecemos hablando de Historia para entender el presente: ¿cuál es el punto culminante del papel de Inglaterra, como colonialista, para el saqueo y dominación de Palestina, y su ayuda a la inmigracion judía a Palestina?.
La declaración Balfour, pues sella la alianza entre sionismo e imperialismo, al mismo tiempo que sella la suerte de las y los palestinos que son simbólicamente desposeídos de su tierra por una potencia colonial que la atribuye a un movimiento del que numerosos dirigentes no ocultan su intención de desposeerles de ella físicamente. Para el escritor Arthur Koestler, con la declaración Balfour, “una nación prometió solemnemente a una segunda el territorio de una tercera”.
La declaración Balfour inscribe en el lenguaje diplomático internacional la negación de los derechos nacionales de los y las palestinas, puesto que solo son mencionados sus derechos “civiles y religiosos”, y que son calificados, mediante un eufemismo destinado a negar su identidad, de “colectividades no judías”. Las y los 700 000 árabes de Palestina (más del 90% de la población) son reducidos al estatus de residentes sin derechos políticos, lo que valida a posteriori la tesis de dirigentes sionistas según la cual Palestina sería una “tierra sin pueblo”. 50 años más tarde, la dirigente israelí Golda Meir declarará, a propósito de los territorios ocupados por Israel: “¿Cómo podríamos entregar esos territorios? No hay nadie a quien entregárselos”.
  1. ¿Nos puede hacer un relato sobre la importancia cultural de Palestina y la intromisión judío-sionista?.
Palestina, debido a su ubicación estratégica entre continentes, fue ocupada por varios poderes a través de milenios. En primer lugar, por el imperio egipcio durante unos tres siglos (desde los inicios del siglo XV hasta comienzos del siglo XII a.C., aproximadamente). Luego de un período transicional, del cual surgen organizaciones políticas autónomas (entre otras, el reino de Israel, entre 900 y 722 a.C.), la región fue nuevamente ocupada, con breves lapsos de autonomía local, por fuerzas asirias, babilónicas, persas, helenísticas y romanas hasta la llegada de la hegemonía romano-oriental/bizantina a la que nos referimos. La presencia cruzada en Siria-Palestina puede dividirse en dos períodos: 1099-1187, con el Primer Reino de Jerusalén, y 1192-1291, con el Segundo Reino de Jerusalén o Reino de Acre; cf. C. Tyerman. God’s War: A New History of the Crusades. Londres, Penguin Books, 2007, esp. pp. 176-240, 354-374 y 715-822.
El repaso general y sintético de los temas expuestos aquí tiene como principal objetivo generar una actitud crítica y reflexiva frente a los usos políticos del pasado, tanto del pasado como producto académico e historiográfico como del pasado imaginado colectivamente en la sociedad por parte de distintos actores. La limpieza étnica de Palestina, producida por los enfrentamientos bélicos de 1947 y por la creación del Estado de Israel en 1948, ha sido estudiada y expuesta por varios especialistas, entre otros, recientemente y de manera contundente, por Ilan Pappe . Sin embargo, también deberíamos evitar que la limpieza cultural de Palestina, de sus memorias y tradiciones, siga produciéndose más de seis décadas después de 1948, no sólo para empoderar y concientizar a la sociedad palestina de su rico pasado histórico en la región, sino también porque el patrimonio cultural y arqueológico de Palestina pertenece a todos–judíos, cristianos y musulmanes– y no exclusivamente a sectores nacionales o étnicos particulares. Escribir una historia integral de Palestina, precisamente, debe atender a esta cuestión para poder superar así, entre otras cosas, la mirada sesgada que produce una racionalización del relato bíblico como principal fuente del pasado más antiguo de la región .
Es menester aclarar, por cierto, que desde los años ’70 en adelante la visión nacionalista-religiosa en el Estado de Israel, que vinculaba mandatos bíblicos con políticas de Estado con respecto a la población palestina y la hegemonía judía en el territorio, ha sido en general minoritaria en la sociedad israelí . Sin embargo, si ampliamos nuestra perspectiva a los más de cien años de conformación del llamado conflicto palestino-israelí, podemos observar en términos generales, y con mínimas excepciones, que la falta de integración con la población local por parte de los primeros colonos judíos provenientes de Europa, y por quienes los siguieron, fue una práctica constante en el movimientos sionista. Ya sea desde un punto de vista secular como desde uno religioso, la población palestina nunca fue en realidad pensada como parte integral del Estado de Israel . Asimismo, no escapa a la ironía el hecho de que la colonización judía y la progresiva marginalización de la población local tuvieran como resultado la aceleración del proceso de conformación nacional de los palestinos, proceso cuyo origen puede rastrearse hasta fines del siglo XIX con la inminente desarticulación del imperio otomano .
Cabría señalar también que la apelación al pasado bíblico como elemento de legitimación histórica de la política israelí desde la creación del Estado ya no puede ser sostenida a partir de criterios formalmente históricos. En las últimas décadas, la historiografía moderna sobre el llamado “antiguo Israel” ha refutado de manera contundente gran parte de la asumida historicidad del relato bíblico. Los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob ya no pueden ser comprendidos como personajes realmente históricos. Del éxodo de los antiguos israelitas desde Egipto, no existen pruebas históricas o indicios convincentes. Inclusive el gran reino de David y Salomón no puede ser considerado histórico, a partir de lo que la arqueología ha revelado en las últimas décadas. En suma, la conclusión que puede obtenerse de este progreso historiográfico es, en primer lugar, que la Biblia no puede ser leída de manera literal o en un sentido moderno e histórico, sino que debe interpretarse con mucho cuidado, como un conjunto complejo de alegorías mítico-teológicas que apela a eventos del pasado pero sin que ello implique la historicidad necesaria de estos eventos, y en segundo lugar, que la historia más antigua de la región debe escribirse apelando a las fuentes primarias (arqueológicas, epigráficas y textuales) antes que a partir de una racionalización de los relatos bíblicos o siguiendo políticas nacionalistas modernas .
Desde su instauración como Estado judío, antes que como Estado de todos sus habitantes, y sostenido en una apelación a una relación histórica del pueblo israelita con Palestina, el Estado de Israel se ha constituido en una comunidad civil y política en cierta medida exclusiva, a la cual no pueden pertenecer de manera plena y sin inconvenientes todas las personas que habitan su territorio o que han nacido en él, sino solamente una mayoría etnorreligiosa, mayoría que comenzó siendo una minoría y que alcanzó aquel grado a partir de un proceso de progresivo desplazamiento territorial de la población palestina . Más aún, ese Estado extiende su potencial pertenencia a individuos extraterritoriales, vale decir, a ciudadanos de otras naciones, nacidos en otros países, pero que profesan la fe judía o son descendientes de quienes la profesaban, mientras que niega a otros individuos nacidos en Nablus, Ramallah o Jerusalén y de fe cristiana o musulmana la posibilidad de ser ciudadanos en iguales condiciones de derecho en dicho Estado. Esta desigualdad etnojurídica no puede ser mantenida en el Estado israelí sin esperarse que genere crónicamente crisis y conflicto interno. Sin ser categóricos, y sin descartar en absoluto la posibilidad de que exista en el futuro un Estado Palestino soberano y autónomo sobre su territorio, podríamos postular también que, tal vez, la clave de la resolución del llamado conflicto palestino-israelí radique, no en la separación material a través de muros, no en la exclusión territorial ni en el control físico y humillante de la población palestina confinada espacial y simbólicamente, medidas sostenidas a partir de instancias atribuidas a razones de seguridad nacional pero también fundadas, en cierto modo, en apelaciones a un pasado bíblico acerca de la propiedad de la tierra–, sino más bien en la valiente y correcta decisión política de abrir el Estado de Israel a todos sus ciudadanos, no sólo aquellos que se identifican como judíos, y crear de esa manera una sociedad israelí verdaderamente democrática e inclusiva.
  1. En ese contexto ¿qué han hecho desaparecer del rico patrimonio arqueológico palestino?
El importante patrimonio arqueológico palestino, que incluye el yacimiento de Jericó, considerada la “ciudad más antigua del mundo” con sus 10.000 años de historia, corre serio peligro a causa de la falta de fondos, del abandono y, sobre todo, del conflicto entre palestinos e israelíes, según informó hoy un grupo de arqueólogos italianos a la agencia misionera de noticias MISNA. “El patrimonio arqueológico en los territorios palestinos atraviesa unas condiciones dramáticas, es otra víctima del conflicto”, declaró a MISNA Luigi Nigro, profesor de Arqueología de la Universidad La Sapienza de Roma y jefe de la misión científica italiana que trabaja conjuntamente con el Departamento de Antigüedades de la Autoridad Palestina.
En Cisjordania se encuentra Jericó, el primer centro habitado conocido desde que el hombre neolítico inventase la agricultura y cuyos restos reflejan tanto el paso del nomadismo a las comunidades estables como la erección de los primeros muros de separación del espacio urbano. El yacimiento de Jericó es, por ello, un bien cultural inestimable para la Humanidad en su conjunto que reúne, en un mismo lugar, restos correspondientes a 10.000 años de la historia.
Las excavaciones en esta ciudad comenzaron hace aproximadamente un siglo por parte de un equipo alemán, y continuaron entre los años treinta y cincuenta a manos de arqueólogos británicos y estadounidense. El equipo de Nigro comenzó a trabajar en la zona a finales de los años noventa y, desde entonces, los arqueólogos italianos, junto a sus colegas palestinos, han podido sacar a la luz una torre circular de piedra del periodo neolítico (8500-6000 antes de Cristo), una doble muralla del periodo del Bronce (2700-2350 antes de Cristo) y numerosas cerámicas de importación y exportación, además de numeroso material –pesas de balanza para metales, contenedores de terracota– que revelan que Jericó, 3.000 años antes de Cristo, era un importante centro comercial y de intercambio.
En 1999, los arqueólogos descubrieron una tumba de más de 3.500 años en cuyas inscripciones jeroglíficas se apreciaba la palabra “Ruha” (“perfume”), el nombre que tenía originariamente Jericó durante el periodo cananeo. De hecho, el nombre árabe de la ciudad moderna, Ariha (Jericó es el nombre hebreo), tiene el mismo significado, lo cual seguramente haga referencia a las flores que crecían en abundancia en el oasis donde surgió la ciudad.
  1. ¿Nos puede indicar algún ataque al Patrimonio?
Deje que le diga lo que explicó Nigro: “Es impresionante la cantidad de lugares arqueológicos importantes existentes en esta zona”. “Hemos registrado 101 y excavado 32, entre ellos el palacio de Herodes el Grande, donde fueron hospedados Marco Antonio y Cleopatra, tumbas cristianas, sinagogas, restos de iglesias normandas bajo mezquitas”, y prosiguió. “Todos estos restos corren el riesgo de perderse por falta de recursos, por negligencia, por desatención internacional y, naturalmente, por la guerra”, advirtió.
Me pregunta por “algún ataque”, le doy un ejemplo: los restos de la ciudad helenística Antheion, en la Franja de Gaza, quedaron arrasados durante la operación “Plomo fundido” efectuada por el Ejército israelí. La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) está estudiando las responsabilidades.
Asimismo, el muro de división construido por Israel en Cisjordania ha causado importantes daños al patrimonio arqueológico, porque numerosos restos que aparecieron durante las obras, fueron enterrados precipitadamente o extraídos sin la debida catalogación, se han podido perder para siempre.
Según Nigro, la Autoridad Palestiana no ha aprobado todavía una ley de defensa de su patrimonio artístico y cultural, un problema apenas compensado por la creación del Departamento de Antigüedades, dirigido por personas “fuertemente motivadas”. Este organismo acaba de participar en la restauración de tres sinagogas del siglo I en Cisjordania.
Las autoridades israelíes tampoco han facilitado a la Autoridad Palestina un mapa sobre los yacimientos arqueológicos que, en cambio, sí han entregado a un grupo de investigadores británicos. Aparte, las leyes israelíes autorizan la venta, sin apenas problemas, de restos arqueológicos a compradores privados.
  1. ¿Cuál es el trabajo en el Parque Arqueológico?
La misión arqueológica italiana comenzó sus tareas en 1997, pero se vio obligada a pararlas en 2000 a causa del recrudecimiento del conflicto entre israelíes y palestinos. Los trabajos se reanudaron esta primavera, a pesar de la escasez de fondos. Entre sus actuales tareas, según Nigro, el equipo está “edificando las bases de un parque arqueológico en el lugar que vio los orígenes de la civilización humana”.
“El objetivo es tanto revalorizar la importancia científica del lugar como dar a los palestinos un patrimonio que pueda atraer visitantes y turistas en el futuro”, explicó. “Lo más indignante es la inacción de los gobiernos extranjeros que dicen querer ayudar a la rehabilitación económica de una Palestina pacificada”, prosiguió. “¿Dónde comenzar, sino, en el patrimonio cultural que atrae turismo?”, agregó.
  1. La batalla de implantar sus vestigios y señas judías sobre los monumentos calles, barrios, ciudades continúa día y noche…
Israel nunca lo ha tenido tan bien y los palestinos nunca han tenido tan lejos la justicia. Los regimenes árabes no tienen opciones creibles que puedan amenazar estrategicamente a Israel o no les preocupa que Israel siga desafiando las resoluciones de la ONU y las sentencias del Tribunal Internacional de Justicia. Estan luchando contra su propio pueblo o entre si. Los palestinos están irremediablemente divididos y cabe esperar que las masas árabes les ayuden, aunque estan muy agobiadas con sus propios problemas.
  1. Desde la guerra de 1948, ¿cuáles han sido los objetivos estratégicos de Israel ? .
Ganar tiempo ha sido su primer objetivo, pues cuanto más dure el status quo, más se consolidara su posesión de los territorios ocupados y la negación del derecho al retorno de los refugiados.
Siete decadas después de la limpieza étnica de la poblacion árabe de Palestina, llevada a cabo por su ejercito y bandas terroristas, y casi cinco después de la guerra de 1967 y la subsiguiente ocupacion de Gaza y Cisjordania, Israel no tiene ninguna intención de hacer una paz justa con sus víctimas. Si las últimas décadas han demostrado algo, es que Israel no cambiará de curso, no va a aceptar las resoluciones de la ONU y no va a permitir que los refugiados vuelvan a sus hogares ni va a renunciar a los territorios ocupados que han sido anexionadas o colonizados. Las crecientes divisiones entre Hamas y Fatah y la desintegracion de los vecinos Siria e Irak juegan claramente a favor de los intereses de Israel.
Otro objetivo de Israel ha sido neutralizar política y militarmente a Egipto en el conflicto palestino-israeli. Egipto es el único país árabe que tiene capacidad para desafiar las politicas expansivas de Israel. Los israelíes quieren que Egipto abandone su tradicional papel de apoyo a la causa palestina. Según el historiador israeli Avi Shalim, en muchas ocasiones, Isaac Rabin repetia que el corazón del problema de Oriente Medio estaba en las relaciones entre Israel y Egipto. Después de la guerra de 1973, Israel utilizó la retirada del Sinai como el precio que estaba dispuesto a pagar por neutralizar a Egipto.
El equipo negociador israelí en las conversaciones para un acuerdo provisional con Egipto estuvo compuesto por destacados lideres de Israel como Isaac Rabin, Yigal Alon y Simon Peres. Sabían más sobre la importancia estrategica de Palestina para Egipto y tenian más sentido de la historia de Palestina y Egipto que los propios egipcios. Palestina fue una provincia de Egipto gobernada directamente o a través de poderes subordinados durante miles de años desde los tiempos antiguos. Si las reivindicaciones israelíes de Palestina se basan en haber gobernado parte de Palestina durante unos pocos decenios, Egipto ha gobernado todo el territorio palestino durante milenios. En los primeros dias de la cristiandad, la familia palestina más famosa, la compuesta por la Virgen Maria, José el Nayar y Jesucristo, huyo a Egipto para evitar la venganza del Rey Herodes, designado por los romanos Grande de Jerusalén, porque el pais del Nilo era el segundo hogar de los palestinos. Las tropas de Saladino, que derrotaron a los cruzados en Palestina en la decada de 1180, eran egipcios que lucharon contra los invasores europeos. Y en los comienzos del siglo XIX, Ibrahim Pacha de Egipto liberó a Palestina y Siria de los turcos. Tal vez Israel no existiera hoy si no fuera por la intervención de las potencias europeas del Reino Unido y el imperio austriaco, que obligaron a los egipcios a retirarse en los años 1830.
Los negociadores israelies y el secretario de estado de EEUU Henry Kissinger supieron evitar la cuestión central del conflicto y centrarse en una paz separada con Egipto. Ofrecieron la devolución del Sinai a sus legitimos propietarios con el fin de concluir un acuerdo de paz separada y completa con Egipto. Los gobernantes lo aceptaron sin reparar en las implicaciones politicas, dejando a los palestinos librados a su propia suerte. Los egipcios podrian haber exigido la devolución del Sinai y los territorios palestinos y sirios ocupados a cambio de la normalizacion de las relaciones, pero no lo hicieron. La normalizacion de esas relaciones con Israel entró en vigor en enero de 1980, las leyes de boicot fueron derogadas y El Cairo comenzó a suministrar petroleo y gas natural a Israel, llegando a aceptar la humillación de cambiar su himno nacional a algo menos militarista, tal como exigió Israel.
El acuerdo firmado en 1979 ha sido aclamado como el logro más importante de EEUU en Oriente Medio. Desde entonces, miles de millones de dólares y ayuda militar a Israel y Egipto se han convertido en una partida habitual en los presupuestos anuales de Washington. A cambio, El Cairo se ha comprometido a cumplir con sus obligaciones derivadas del tratado de paz. Resulta interesante señalar que la primera cosa que hizo Israel después de firmar el tratado fue invadir Libano en 1982. El ejercito israeli rodeó Beirut, expulsó a la OLP del Libano, puso sitio a los campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila y envió a las milicias falangistas libanesas a masacrar a miles de civiles palestinos.
Ahora, Egipto apoya a Israel en el bloqueo de Gaza cerrando el paso fronterizo de Rafah y matando de hambre a la poblacion palestina. Cuando Israel bombardeo a los palestinos y cometió masacres contra niños inocentes que conmovieron al mundo entero, Egipto se negó a abrir su frontera y acoger en sus hospitales a los heridos.
En una entrevista con Associated Press, el 27 de septiembre, el presidente egipcio general Abdelfatah al Sisi llamó a los estados arabes a normalizar las relaciones con Israel sin condiciones. El primer ministro israeli Benjamin Netanyahu saludó la propuesta, pero en 2002 había rechazado un plan de paz de Arabia Saudi que ofrecia a Israel normalizar las relaciones con los árabes a cambio de su retirada a las fronteras de 1967. Al Sisi dió a Israel lo que este quería: paz y toda Palestina.
Al Sisi dió este consejo a los estados arabes mientras los palestinos de los territorios ocupados, del resto de la Palestina historica, siguen estando oprimidos y son objeto de todo tipo de abusos bajo un regimen de apartheid, entre más de medio millón de colonos en Cisjordania y Jerusalén, y en Gaza siguen sitiados y muertos de hambre. Israel se niega a aceptar el retorno de un solo refugiado palestino y la congelacion de la construcción de asentamientos en tierras palestinas que han sido progresivamente troceadas y robadas abarcando regiones enteras. Se ha anexionado Jerusalén y ha desplazado a miles de jerosolimitanos al otro lado del muro de separación y les ha negado la residencia en la ciudad en la que han nacido. Las oraciones en la mezquita Al Aksa son rutinariamente interrumpidas por extremistas judíos que incursionan con la protección de la policía israeli. Me pregunto si la junta militar que gobierna hoy Egipto habla en nombre de la mayoria del pueblo egipcio.
Israel tenía y tiene un tercer objetivo: mantener a EEUU en un rincon, presto a defenderlo en los organismos internacionales y a proporcionarle ayuda militar y económica para mantener sus fuerzas armadas y su superioridad económica en la región. Isaac Rabin se lo dejó claro a Kissinger cuando le dijo que Israel no ratificaría el segundo tratado de paz con Egipto, en 1975, accediendo a retirarse del Sinaí, a menos que estuviera acompañado por un acuerdo entre EEUU e Israel, por el cual Washington se comprometiera a apoyar de forma duradera a Israel con la última tecnologia militar y con ayuda economica suficiente para cubrir sus necesidades, incluidas las energeticas. Israel tiene una alianza con EEUU en todos los sentidos, salvo en el nombre. La mayoria de los políticos estadounidenses tienen la idea simplista de que Israel no les hará ningún daño y que los palestinos no tienen ningún derecho.
Después de lograr todos sus objetivos estratégicos y tras décadas de apatía de los estados árabes y musulmanes respecto a los derechos de los palestinos, Jerusalén y los santos lugares, tanto musulmanes como cristianos, Israel ha cambiado el carácter árabe de Jerusalén mediante la construcción de grandes bloques de asentamientos en el sur de la ciudad. Sus líderes están convencidos de que pueden seguir por este camino. En julio de este año, el ministro israeli de vivienda y construcción, Uri Ariel, dijo que quería ver la construcción de un Tercer Templo en el lugar de la mezquita Al Aksa. Y añadió que ahora que Israel ha vuelto a ser un estado judio soberano, el deseo de reconstruir el Templo es cada vez más fuerte. El punto crítico de Jerusalén es la mezquita Al Aksa, el tercer lugar más sagrado del islam, que los judíos denominan Monte del Templo y lo consideran como el lugar más sagrado del judaísmo. Los palestinos están sometidos a una pandemia de intolerancia religiosa. Las fuerzas de ocupación sólo permiten entrar y rezar en la mezquita Al Aksa a los palestinos mayores de 40 años, mientras bandas de colonos atacan y queman mezquitas por toda la Palestina histórica.
La historia dara su veredicto sobre la limpieza etnica de Palestina, la ocupación, el sistema de apartheid, los asentamientos, los puestos de control y la imposición de guetos de miseria en Gaza y los campos de refugiados sin esperanza, como un punto negro en la historia judia.

(Termina aquí la primera parte de la entrevista al Dr. en Historia y Artes Mohammad Assaf Abdel Hadi, arqueólogo y miembro de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada.  En próximos días les ofreceremos la segunda y última parte).
Ramón Pedregal Casanova, es autor de los libros: “Gaza 51 días”, “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia”, “Dietario de Crisis”,  “Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero”, y “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales  AMANE.  Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

Infancia ocupada: Crecer en Palestina

Resumen Latinoamericano / 19 de enero de 2018 / Julián Aguirre, La Haine
Cuando cada aspecto de la vida cotidiana está sometido a la ocupación sionista, cada acción y decisión significa una resistencia por reconquistar esa vida
Oh pícaros niños y niñas de Gaza
que constantemente me molestaban
gritando bajo mi ventana
que llenaban cada mañana con prisas y caos.

Ustedes, que rompieron mi maceta
y se robaron la flor solitaria de mi balcón.

Vuelvan
y griten todo lo que quieran
y rompan todas las macetas
y roben todas las flores

¡Vuelvan…
solo vuelvan!

(Khaled Juma, poeta palestino)
La imagen de Ahed desafiando a efectivos del ejército israelí recorre el mundo y golpea en el orgullo de la ocupación israelí. Por un lado, porque referentes políticos y formadores de opinión gustan jactarse de la superioridad de sus fuerzas armadas, la fuerza por la que conquistan el derecho de los ocupantes. No pueden dejar pasar que una niña ponga en entredicho la imponente autoridad de los conquistadores.
Pero también se debe a que la situación -el arresto de una adolescente menor de edad sacada de su casa por la fuerza junto a su madre, Nariman, a altas horas de la noche-, expone los límites morales que continuamente son quebrados por la ocupación militar israelí del territorio palestino.

La familia Tamimi es reconocida en la zona por su activismo en el Comité Popular de Nabi Salih que organiza a la comunidad. Cuando nos conocimos en octubre de 2016, compartiendo un café en su hogar junto a su madre y su padre Bassem, Ahed llevaba con orgullo la carga puesta sobre su adolescencia. Para su edad se mostraba enormemente consciente del significado de sus actos. Se le iluminaba una sonrisa poco modesta al contar el recibimiento que le dieron en su escuela tras su primer encuentro con los soldados. En su aula había alcanzado la talla de una pequeña heroína. Le ha puesto rostro a una juventud palestina que no se resigna a aceptar la rendición que por años han querido imponerle a su pueblo.
Ella enfrenta a una corte militar de un Estado extranjero que ocupa su tierra y podría pasar hasta diez años de prisión por incitación y ofensas contra la autoridad. Su desafío supone una amenaza potencial y por ello debe de servir un castigo ejemplar. Lo demuestran las reacciones de buena parte de la opinión pública y la clase política local dentro de la sociedad de Israel, que demandaron mano dura contra Ahed y la familia Tamimi por atreverse a humillar la imagen de los soldados israelíes.

El ministro de Eduación israelí, Naftali Bennett, dijo que las Tamimi “deberían terminar su vida en prisión”. Por su lado, el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, prometió los ya comunes castigos colectivos, al decir que “todos los involucrados, no solo la chica sino también sus padres y aquellos alrededor suyo, no escaparán de lo que merecen”.
La triste realidad es que ella ha tenido la “fortuna” de ser acompañada por la atención e indignación internacional; no pueden decir lo mismo los cientos de niños y niñas que han visto su vida ocupada, y las decenas que mueren cada año por balas israelíes y la impunidad que las acompaña.  Entre estos está Musaab Firas Tamimi, de 17 años, primo de Ahed, el primer palestino muerto de 2018, asesinado por soldados israelíes que “creyeron” que estaba armado, durante una protesta en la aldea de Deir Nitham.
***
La regularidad y cantidad de las acciones demuestran que el asedio sobre la juventud palestina forma parte de un accionar sistemático que involucra a las fuerzas de ocupación, pero es acompañado por el sistema judicial y la maquinaria mediática y cultural israelí. Su deshumanización vuelve permisible todo tipo de acción a modo de “represalia preventiva”.
El objeto de esto lleva a desarticular la infancia, brutalizar y criminalizar la juventud palestina, forzarles a cargar con una adultez tan incompleta como prematura. Los plazos en prisión interrumpen ciclos escolares. Los desplazamientos fraccionan familias, quiebran relaciones personales y hacen del desarraigo un elemento de la personalidad. La violencia es asimilada en el entendimiento del mundo por parte de los menores.

Cuando no es el fútbol, los chicos en el campo de refugiados de Jalazón juegan a “judíos y palestinos”, a veces con pequeñas piezas de maderas que simulan armas o con piedras. Para la gran mayoría la única interacción que han tenido con un israelí ha sido con policías y soldados.
En la entrada al campo de refugiados de Aida, Shadi Obeidallah sonríe a los visitantes desde un poster con su fotografía. Tenía 13 años cuando un soldado israelí disparó desde una de las torres de vigilancia que franquea Aida, en la ciudad de Belén. La bala le perforó el corazón, matándolo en el acto. Era octubre de 2015.
Defense Children International – Palestine (DCIP) realiza el monitoreo de la violencia sistemática contra la juventud palestina por parte del Estado israelí. Las cifras en “tiempos de paz” hablan por sí solas. En 2015 se registraron 31 muertes de menores de edad; 35 en 2016 y 14 en 2017, por acciones que involucran a efectivos del ejército y la policía israelíes, o civiles armados de las colonias ilegales esparcidas a lo largo de Cisjordania.

Durante la última operación militar a gran escala contra la Franja de Gaza (entre el 9 de julio y el 26 de agosto de 2014) fueron asesinados 533 niños y niñas menores de 18 años, 380 como resultado del bombardeo indiscriminado contra la población civil.
Un caso emblemático golpeó a la familia Bakr, a los pocos días de comenzada la agresión. Ahed y Zakaria, de diez años edad, jugaban al fútbol en la playa con sus primos, Mohamed e Ismail, de once y nueve años. Un proyectil disparado por un navío de guerra israelí acabó instantáneamente con la vida de todo el grupo, a plena luz del día y ante los ojos y cámaras de reporteros que se encontraban en un alojamiento cercano.
Gaza se ha convertido en un caso de estudio en sí mismo por la magnitud de secuelas, físicas y psicológicas, registradas en menores de hasta 9 y 10 años que registran síntomas de stress post-traumático. El colapso de la infraestructura provocado por la agresión militar y el bloqueo israelí dejan a miles de personas sin acceso suficiente a tratamientos necesarios y a un ambiente de contención. Para una infancia forzada a asistir a más funerales que festejos y a convivir con el ruido de explosiones y aviones militares, la guerra continúa más allá de cada “temporada” de violencia.

***
En su sitio web, DCIP estima que cada año entre 500 y 700 niños y niñas de hasta 12 años son detenidos y procesados por el sistema de cortes militares de Israel. La “ofensa” más común que se les imputa es arrojar piedras a los soldados.
DCIP también informó que entre el 6 y el 19 de diciembre de 2017, 77 menores de edad fueron apresados; es decir, en las primeras dos semanas después de que el gobierno de Donald Trump decidiera reconocer deliberadamente a Jerusalén como capital de Israel. Los testimonios abundan sobre el abuso y la humillación que los grupos de soldados desatan sobre los jóvenes, que a menudo deben atravesar días de detención e interrogatorio sin acceso a abogados y sin poder contactar a sus familias.
Las evidencias son desbordantes y los análisis abundan, llenaríamos libros enteros con tan solo poner nombre y rostro a cada una de las historias de vida atravesadas por la ocupación israelí. Desde la última Intifada, o insurrección popular de principios del siglo XXI, ha habido un esfuerzo sistemático por hacer de la juventud palestina un objetivo específico de la violencia institucional israelí, ejercida a través del aparato policial/militar, judicial y de los medios de comunicación.
Vistos como “amenazas en desarrollo”, el aparato de la ocupación israelí se ha propuesto disciplinar y amedrentar a la población palestina desde su infancia.

La organización de derechos humanos y prisioneros Addameer describe en detalle el funcionamiento de la “justicia” israelí. En los últimos años, una serie de órdenes militares y fallos judiciales ha permitido la detención de menores de hasta 12 y 13 años de edad durante 24 horas antes de su traslado al juzgado; 48 horas en el caso de 14 y 15 años, extensibles por otras 96 para interrogatorios por la policía. A partir de los 16 años ya se establecen criterios similares a los que reciben después de la mayoría de edad.
Un aspecto fundamental dentro de todo esto: los civiles judíos israelíes son llevados ante juzgados civiles, y enjuiciados como adultos a partir de los 18 años, con las garantías y obligaciones que eso confiere. En el caso de personas de origen palestino, se les juzga como adultas a partir de los 16 años frente a un corte militar, donde los impedimentos para acceder a abogados, el acoso y los maltratos físicos y psicológicos durante el encierro preventivo y los interrogatorios son sistemáticos. Esto refleja el racismo institucionalizado que forma los cimientos del proyecto social y político sionista.
Esta es la realidad que desafían niños y niñas como Ahed, la realidad de crecer bajo y a pesar de la ocupación. En esa aptitud de buscar la vida y defenderla está el golpe que hiere la arrogancia del ocupante. Cuando cada aspecto de la vida cotidiana está sometido a la ocupación, cada acción y decisión significa una resistencia por reconquistar esa vida.
El Furgón
Texto completo en: https://www.lahaine.org/infancia-ocupada-crecer-en-palestina

Estado español. La Audiencia Nacional condena a Boro LH, periodista de La Haine y Kaosenlared, a un año y 6 meses de prisión

Resumen Latinoamericano / 19 de enero de 2018 / Kaos en la red
Boro LH, periodista de La Haine y Kaosenlared, ha sido condenado por la Audiencia Nacional por compartir publicaciones en su perfil de Facebook. Boro fue juzgado el pasado 30 de noviembre y hoy ha recibido la sentencia condenatoria, que ya anunciado que recurrirá.
Un año y 6 meses de prisión es la condena que finalmente ha impuesto la Audiencia Nacional a  Boro LH, al periodista miembro de La Haine y Kaos en la red, por un supuesto delito de “enaltecimiento del terrorismo”, por compartir publicaciones a través de su cuenta de Facebook.
Además, Boro se enfrenta a otro juicio el 16 de abril por el que le piden 6 años de cárcel y 6.200 € por cubrir una manifestación para este medio de comunicación. Le acusan de atentado a la autoridad y de lesiones a dos agentes, pese a que abundantes pruebas gráficas demuestran lo contrario.
La sentencia introduce distintos argumentos, como que el periodista usaba “el discurso del odio” o que la intención de compartir esas publicaciones era que la gente que le leía “se adhiriera al ideario de ETA”.
Boro LH ya está junto con su abogado, Erlantz Ibarrondo, preparando el recurso al Tribunal Supremo.
La sentencia se ha recibido el mismo día que otro colaborador de La Haine estaba citado a declarar acusado del mismo delito. Este joven ha decidido practicar la desobediencia civil no compareciendo ante el Tribunal de Orden Público continuador del viejo TOP franquista.

EEUU teme más la ‘amenaza’ de Rusia y China que el terrorismo

Resumen Latinoamericano / 19 de enero de 2018 / Hispan TV
El secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, ha afirmado este viernes que países como Rusia y China suponen una amenaza más grave que el terrorismo y ha anunciado que para garantizar su seguridad, EE.UU. se centrará en la competición mundial por el poder.
“Continuaremos la campaña contra los terroristas, pero ahora el foco principal de la seguridad nacional de EE.UU. es la gran competición por el poder —y no el terrorismo—”, ha aseverado Mattis al presentar anunciado la nueva Estrategia de Defensa Nacional del país norteamericano.
Estados Unidos, ha asegurado el funcionario, se enfrenta a “las crecientes amenazas de potencias revisionistas tan diferentes como China y Rusia”, que según ha dicho suponen una amenaza más grave que el terrorismo para su país.
Sobre Moscú, Mattis ha señalado que tiene como objetivo destruir la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y modificar a su favor las agendas de seguridad de Europa y Oriente Medio. En cuanto a China, hace uso de una “economía depredadora” para “intimidar a sus vecinos” y “militarizar” la infraestructura del mar de China Meridional (mientras Pekín acusa a EE.UU. de aumentar las tensiones en esa zona), según el militar.
Por otra parte, el funcionario se ha referido a la derrota del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Siria e Irak para considerar que aún constituyen una amenaza tanto esa como otras organizaciones extremistas violentas.
Por ello, Mattis ha indicado que Washington se esforzará por “construir una fuerza más letal” y modernizar las “capacidades clave” de las Fuerzas Armadas estadounidenses, así como por fortalecer sus alianzas tradicionales y generar “nuevas colaboraciones con otras naciones”.
“Las inversiones en el espacio y el ciberespacio, las fuerzas disuasorias nucleares, la defensa antimisiles, los sistemas autónomos avanzados y una logística resistente y ágil proporcionarán a nuestras tropas de alta calidad lo que necesitan para ganar”, ha aseverado el alto funcionario, no sin reconocer que “la ventaja competitiva” de EE.UU. se está erosionando en todos los ámbitos militares.
En lo que se refiere a la estabilidad mundial, Mattis ha señalado como principales amenazas a Corea del Norte e Irán.
En resumen, la nueva estrategia de Washington prioriza la preparación para la guerra y la construcción de una fuerza más letal para competir estratégicamente. Además, EE.UU. modernizará su tríada nuclear e invertirá en defensa antimisiles para disuadir agresiones externas.
snr/mla/ftn/hnb

Plan de Estados Unidos en la Amazonia. Crear laboratorios biológicos con fines militares

Por Rodrigo Bernardo Ortega, Resumen Latinoamericano, 20 Enero de 2.018
La administración Trump presionará para que se reactive la erradicación vía aérea de los cultivos de uso ilícito.
| Foto: Reuters
En pasadas entregas, mostramos el peligroso proyecto que tiene el gobierno de Estados Unidos para el control territorial a través de laboratorios biológicos estratégicamente ubicados. En efecto, salvo en Australia, la Casa Blanca tiene centros de investigación en virus y bacterias en todos los continentes. Llama la atención el plan para “cercar” a Rusia, pues según denuncias hechas por el Kremlin, Estados Unidos tiene laboratorios en Georgia, Ucrania y Kazajistán (todas repúblicas ex soviéticas que comparten frontera con Rusia) (http://www.hispantv.com/noticias/salud/52961/moscu-denuncia-laboratorios-biologicos-de-eeuu-cerca-de-rusia). De esta forma, en un eventual ataque, el gobierno del actual presidente Trump tendría una ventaja notable frente a sus adversarios, reavivando la vieja lógica de la Guerra Fría. Sin embargo, el presente artículo no pretende ahondar en la amenaza mundial que significan los centros biológicos norteamericanos. Por el contrario, busca fijar su mirada en un proyecto específico que ha pasado desapercibido (quizás con complicidad) para la mayor parte de los medios de comunicación. Este plan tiene que ver con el control de la Amazonía como una de las proyecciones geopolíticas del Pentágono, para lo cual Brasil y Colombia resultan dos centros neurálgicos en la realización de sus intereses.
La historia ha demostrado que Estados Unidos no hace nada sin tener un interés plenamente identificado. En este sentido, lo que se cree es un “acuerdo de cooperación militar” entre Bogotá y Washington para la lucha contra el narcotráfico, tiene un trasfondo muchas veces ignorado (http://www.escritoresyperiodistas.com/NUMERO44/robledo.htm). La presencia de militares norteamericanos repartidos en siete bases (Malambo, Atlántico; Palenquero en el Magdalena Medio; Apiay, Meta; las bases navales en Cartagena; Bahía Málaga en el Pacífico; el centro de entrenamiento en Tolemaida y el Fuerte militar Larandia en Caquetá) es una muestra de la ambición territorial del país del norte en América Latina, con la que espera llevar a cabo su proyecto de control geopolítico.
Basta con observar la distribución de las bases militares para darse cuenta que el posicionamiento no tiene nada de inocente. Por el contrario, dada la ubicación estratégica de las bases militares en cualquier momento y bajo el motivo que sea, Estados Unidos podría invadir Colombia (https://www.tni.org/es/art%C3%ADculo/que-persigue-estados-unidos-con-las-bases-militares-en-colombia). Y no es una exageración, pues si se observa el mapa con detenimiento, se puede concluir que la presencia de militares norteamericanos está asegurada en los cuatro rincones del país. En el norte, en las principales ciudades; en el centro-oriente, concretamente en el departamento del Meta, desde donde podría dirigirse un ataque contra la hermana República de Venezuela (http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/05/11/bases-militares-de-eeuu-en-colombia-apuntan-a-venezuela/#.Wg_sz-RhjIU), en el occidente controlando los puertos del Pacífico y en el sur en Caquetá, muy cerca de la Amazonía donde existen planes para hacerse con las fuentes de agua y la creación de enfermedades vía laboratorio.
De hecho, como ha sido varias veces documentado, bajo el pretexto de “la lucha contra el narcotráfico”, Estados Unidos ha probado peligrosas armas biológicas en territorio colombiano. Durante el llamado “Plan Colombia” que no fue otra cosa que un proyecto de control espacial basado en la aspersión aérea con productos diseñados para la devastación de poblaciones y la creación de enfermedades incurables, el Pentágono aseguró la lealtad de las élites corruptas de Bogotá. Además, el país del norte introdujo peligrosas sustancias nocivas para los cultivos como el hongo patógeno Fusarium, componente considerado como un “agente biológico para la guerra” cuyos efectos son irreversibles (https://www.ecoportal.net/temas-especiales/salud/de_nuevo_armas_biologicas_de_usa_en_colombia/). Pues bien, este peligroso hongo se utilizó en la erradicación de los cultivos de uso ilícito, pero además con él se contaminaron otras tierras dedicadas a la agricultura y fueron afectados hasta los granos almacenados por los campesinos. Luego de muchas presiones de activistas, el microherbicida fue retirado de las aspersiones aéreas, pero ya cuando había causado enormes daños en el medio ambiente colombiano. Ahora, en la era del magnate-presidente cuya visión estrecha del mundo se basa en la conquista y el dominio se quiere reactivar el uso del glifosato y otros agentes químicos que una vez más demuestran la ambición de Estados Unidos por reducir y aplacar a “su principal aliado en América Latina”.
De acuerdo con el microbiólogo norteamericano Jeremy Bigwood, el hongo Fusarium es un agente bioquímico que mata a los organismos que penetra por medio de las toxinas que produce. Esta variedad conocida como el “agente verde” puede ser letal incluso para el ser humano. En efecto, algunos documentos históricos prueban que campesinos murieron luego de la ingesta de pan y otros alimentos contaminados con el microherbicida. (http://www.mamacoca.org/feb2002/art_gonzalez_armas_quimicas_y_biologicas.html). Ahora bien, es oportuno preguntarse ¿qué sucede en las bases militares de Estados Unidos en territorio colombiano? Luego de que la Corte Constitucional prohibiera el uso del glifosato para la erradicación de cultivos de uso ilícito por ser considerado un agente peligroso y nocivo (https://www.telesurtv.net/news/Corte-colombiana-prohibe-la-aspersion-aerea-de-glifosato-20170426-0041.html), ¿es necesario contar todavía con la presencia de militares estadounidenses? La respuesta es claramente no, pero el hecho de que el presidente Trump haya mantenido las tropas en Colombia demuestra que está en marcha un plan de agresión.
La recurrente entrada y salida de aviones a las bases militares es un asunto inquietante toda vez que significa una vulneración clara y efectiva a la soberanía nacional, así las élites en Bogotá quieran presentarlo como un “acuerdo de mutuo entendimiento”.  La realidad es que, dentro de estos centros de operación, el Pentágono viene desarrollando armas bioquímicas con las que espera mantener controlada a toda la población de América Latina. Dicho de otro modo, la presencia de militares norteamericanos no sólo está dispuesta para el monitoreo de actividades relacionadas con el narcotráfico, sino por el contrario con la producción de armas biológicas que se utilizarán al mínimo signo de oposición a los planes del imperialismo. El hermetismo con que se maneja el tema y la imposibilidad de entrada a ciertos puntos de la geografía nacional considerados “sensibles” para el gobierno de Estados Unidos, demuestran que se está fraguando un plan para la conquista pasiva del territorio. De hecho, la Casa Blanca está haciendo la guerra a Colombia y los colombianos ni siquiera se dan por enterados.
Como se mencionó hace algunos acápites, una de las bases militares se encuentra en Caquetá, departamento fronterizo con la Amazonía que, no es sorpresa alguna, es una de las principales fuentes de agua potable del mundo además de una de las reservas de biosfera más ricas del planeta. Entonces, el plan geopolítico de Estados Unidos es claro: hacerse con el control de este punto estratégico so pretexto de la “protección del ambiente y el mantenimiento de la seguridad”. Por esa razón, en los próximos meses, la administración Trump presionará para que se reactive la erradicación vía aérea de los cultivos de uso ilícito mediante la implementación de virus y bacterias que se desarrollan en laboratorios secretos ubicados en la Amazonía colombo-brasilera. De allí partirá como hace más de quince años una guerra biológica silenciosa pero efectiva, la cual le permitirá al gigante del norte continuar con su despliegue militar (http://ccs.org.es/2000/11/20/guerra-biologica-en-la-amazonia-colombiana/).
El fin último de la ambición geopolítica del Pentágono es plantar bandera en “el pulmón del mundo” para manipular a su antojo el futuro de la humanidad.
El sustento de lo dicho con antelación es la operación conjunta AmazonLog 17 liderada por el ejército brasilero e inspirada en una actividad similar realizada por la OTAN en Hungría (2015), en la que Brasil participó como observador. La misión que se llevó a cabo en mayo de 2017 en la triple frontera amazónica (Brasil-Colombia-Perú) contó ni más ni menos que con el apoyo logístico del ejército estadounidense. De acuerdo con la BBC, la operación se da en el marco de nuevos acuerdos entre las Fuerzas Armadas de Brasilia y Washington que pretenden “reaproximar” y “estrechar” las relaciones militares de los dos países (http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/05/08/brasil-tropas-de-eeuu-participaran-de-ejercicio-militar-en-amazonia/). Pero más preocupante aún fueron las declaraciones de la embajada de Estados Unidos que aseguró existen “otros acuerdos en discusión, incluyendo soporte logístico, pruebas y evaluación en ciencia y tecnología e intercambios científicos”. A buen entendedor, pocas palabras.
Por si fuera poco, el ejército brasilero negó en aquel entonces que la operación sirviera como germen para una posible base multinacional como sucedió en el caso húngaro. No obstante, hace algún tiempo (se cree que entre el 6 y 13 de noviembre de 2017), se inauguró una “base logística internacional” cuyo propósito fundamental es la “asistencia humanitaria”. (https://www.clarin.com/mundo/brasil-ee-uu-paises-crearan-base-militar-amazonas_0_S1Z-CZYCW.html). El operativo AmazonLog 17 tendrá como bases las ciudades de Tabatinga (Brasil), Leticia (Colombia) y Santa Rosa (Perú), que comparten la triple frontera amazónica. Más claro no puede ser el objetivo de Estados Unidos que, con la salida injusta y manipulada de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, encontró en su corrupto sucesor Michael Temer un socio sin precedentes. De hecho, Temer ya le entregó al Pentágono la base militar de Alcántara ubicada al norte del país, desde donde el ejército estadounidense tendrá un comando de operaciones sin parangón para el control territorial y la prueba de sus virus y bacterias (http://www.hispantv.com/noticias/brasil/356054/temer-base-espacial-eeuu-militar-alcantara). En este punto es donde comienza a evidenciarse las consecuencias del giro a la derecha que viene sufriendo el continente latinoamericano.
Como ha sido comprobado históricamente las “razones humanitarias” no existen para el gobierno de Estados Unidos. O quizás sí, pero funcionan a la inversa, es decir se justifica las intervenciones, pero en detrimento de la humanidad. El apoyo a crueles dictaduras y la violación sistemática a derechos humanos por parte de militares estadounidenses, son tan sólo algunos ejemplos de “la ayuda humanitaria” que ofrece Estados Unidos. El nuevo proyecto AmazonLog 17 es claramente un despliegue geoestratégico en el que, con la complicidad de gobiernos serviles e ignorantes, el Pentágono pondrá en marcha laboratorios dedicados a la producción de enfermedades tropicales que sirvan para mitigar el crecimiento de la población latinoamericana que amenaza su futuro, otra “causa humanitaria”.
Al mismo tiempo, la Casa Blanca pretende ubicar sus tropas para “proteger los recursos hídricos” mientras explota a su antojo las fuentes de agua, flora y fauna de la Amazonía. Lo más increíble del caso es que todas las actividades son realizadas en presencia de gobiernos que desconocen el vocablo soberanía. En efecto, si se considera la nueva presencia militar de Washington en el norte de Brasil y se suman las tropas de las siete bases militares en Colombia, se podría decir que hemos retornado a la Guerra Fría porque incluso se están desarrollando agentes químicos para eliminar a la población. Esperemos que el siguiente paso del plan geopolítico norteamericano no sea el apoyo a terribles dictaduras.

Colombia. Víctor Morato, otro líder social asesinado

Resumen Latinoamericano / 19 de enero de 2018 / Colombia Informa
Otro líder social fue asesinado en la noche del miércoles 17 de enero, en el corregimiento El Tigre del municipio de Yondó, Antioquia.
Víctor Morato era el presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Rompida en Yondó y actualmente se encontraba liderando la discusión acerca del acceso a los servicios públicos domiciliarios; específicamente por los altos costos del servicio de energía que presta EPM.
En medio de esta discusión, la comunidad había decidido no continuar pagando los servicios hasta que EPM ofreciera una solución a los altos costos.
Este hecho, ocurrido apenas en los primeros días del año abre un panorama preocupante puesto que los asesinatos a líderes sociales fueron una constante durante todo el 2017.
CI ND/CC/19/01/18/12:50

Colombia. Asesinan a Plinio Pulgarín, líder comunal de San José de Uré, Córdoba


Resumen Latinoamericano / 19 de enero de 2018 / Contagio Radio
La denuncia dada a conocer por la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, ASCUSUR, asegura que un grupo armado desconocido asesinó en la madrugada del pasado 18 de enero a Plinio Pulgarín, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda San Pedrito de San José de Uré en el departamento de Córdoba, además ordenaron a la comunidad desplazarse inmediatamente de sus tierras.
Plion Pulgarín era integrante de Marcha Patriótica de la Asociación de Zonas de Reserva Campesina y de la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Hoja de Coca, Marihuana y Ampaola COCCAM, por lo que también apoyaba el proceso de sustitución de cultivos de uso ilícito que se adelanta tras el acuerdo del gobierno con la FARC.
Aunque se desconocen los detalles del hecho, los armados habrían llegado en la madrugada a la comunidad para asesinar al líder comunal. Además emitieron la orden de desocupar el territorio por lo que las cerca de 50 familias resolvieron huir hacia la cabecera municipal de San José de Uré.
Adicionalmente la denuncia menciona que la campesina Diana Dorado, quien también participa del proceso de sustitución de cultivos de uso ilícito fue amenazada por los armados, quienes le dieron media hora para salir de su hogar, de lo contrario correría con la misma suerte de Plinio.
En días anteriores la comunidad había denunciado la presencia de grupos armados y se había emitido una alerta temprana el pasado 14 de Enero en que la defensoría alertaba sobre la difícil situación de seguridad que afrontan las comunidades del sur de Córdoba dada la presencia de paramilitares del Clan del Golfo.

NO PARAN LOS ASESINATOS DE LÍDERES SOCIALES, COMUNALES Y DE SUSTITUCIÓN DE CULTIVOS

Ya la FARC habían denunciado el asesinato de 49 de sus integrantes y algunas cifras dan cuenta del asesinato de cerca de 190 líderes sociales y comunales desde la firma del acuerdo de paz en Noviembre de 2016 en el teatro Colón de Bogotá. Sin embargo, a pesar de la contundencia de los hechos, tanto el Ministerio de Defensa como la propia fiscalía siguen negando la sistematicidad de estos asesinatos.

México: Represión contra las y los profesores en Michoacán


Resumen Latinoamericano*, 19 de enero 2018.
El crimen financiero, el desfalco del erario, el uso político y particular de los salarios de miles de trabajadores de la educación por parte del gobernador del estado de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, ha derivado en la necesaria movilización pacífica para restituir lo que por derecho corresponde.
Denunciamos que el gobernador Silvano Aureoles este miércoles 17 de enero de 2018 reprimió a las y los profesores de la región Lázaro Cárdenas, Michoacán, que se manifestaban pacíficamente por la restitución de sus salarios constitucionalmente devengados. Al momento hay 22 profesores ilegalmente detenidos y varios más golpeados salvajemente.
Exigimos: alto a la brutal represión contra el magisterio y pueblo en Michoacán. La liberación inmediata e incondicional de las y los profesores detenidos. La restitución de los salarios devengados por los profesores. La suspensión de la reforma educativa.
Stella Calloni, Adolfo Pérez Esquivel, Piedad Córdoba, Camilo González Posso, Ana Andrés, Daniela González, Carlos Fazio, Samuel Hernández, Eduardo Correa, Enrique González Ruiz, James Patrick, Gioconda Gutiérrez, Mario Hernández, Ricardo Sánchez, Manuel González, Gerardo Romero, Antonio Castro y 389 firmas más del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos
*Fuente: La Jornada

Colombia. Aumentan asesinatos y desapariciones de las personas que sobreviven en las calles de Bogotá

Resumen Latinoamericano / 19 de enero de 2018 / Contagio Radio
La Red de Trabajo para la Habitabilidad en Calle denunció un aumento en el número de asesinatos y desapariciones de personas de esta población. Desde 2010 hasta 2016 han sido asesinados 474 habitantes de calle en Bogotá, sólo en enero de 2018 han sido asesinadas 5 personas.
Hani Mon, integrante de la Red manifestó que hay una necesidad por atender, humanizar, dignificar y restituir los derechos de los habitantes de calle de la ciudad. Dijo que los medios de comunicación han presentado los asesinatos asociándolos a riñas entre ellos mismos, sin embargo, no hay investigaciones ni judicializaciones por parte de las autoridades desprotegiendo así la vida de estas personas.
Adicionalmente, informó que se está presentando una muerte por semana, tanto de habitantes de calle, como de vendedores ambulantes, trabajadoras sexuales, integrantes de la población LGBTI, raperos y grafiteros. Explicó que es alarmante la posible existencia de grupos de exterminio y que luego de la intervención del Bronx aumentó la vulnerabilidad para estas poblaciones.
En Bogotá hay aproximadamente 14 mil habitantes de calle
El candidato a la cámara por Bogotá y ex habitante de calle Alberto López de Mesa indicó que el censo de 2011, que registró 9 mil habitantes de calle, se hizo sin entrar al Bronx por lo que la cifra puede superar los 14 mil.
De igual forma, el número de personas que salen rehabilitados de los Centros de Atención del Distrito es casi nulo. Por esto, “con el desalojo del Bronx, la diáspora se ha visto en toda la ciudad y son personas que están desamparadas”. En un día los centros atienden sólo a 2 mil personas de forma rotativa por lo que sin atención diaria se quedan cerca de 12 mil personas.
“La sociedad debe entender que se trata de seres humanos”
El candidato enfatizó en que los habitantes de calle son excluidos por parte de la sociedad y se olvida que son seres humanos “tan diversos, hay de todo en la habitabilidad de calle y de diferentes estratos”. Manifiesta que “merecen la misma atención que cualquier otro ciudadano”.
Para atender esta situación, propuso que las autoridades, en términos de seguridad, brinden atención con ambulancias que ronden los parques y que haya un cuerpo de seguridad dedicado a la protección que evite las riñas para crear cultura de sana convivencia entre una población que está viviendo condiciones de vulnerabilidad extrema.
Centros de Atención del distrito no son suficientes para todos los habitantes de calle
Héctor Otero fue habitante de calle y lleva 15 días de proceso en el Centro de Atención Bacatá. Denunció que hay abusos constantes por parte de la Policía y “de asesinos que no se sabe de donde vienen”.
Arturo, quien también es habitante de calle, denunció que “la alcaldía de Enrique Peñalosa, cuando desbarató la L, prometió que todos los habitantes de calle irían a lugares de paso”. Sin embargo, en los hogares de paso no alcanzan a caber el 10% de las personas.
Manifestó que en Bacatá, el centro de atención más grande de la ciudad, solamente caben 400 personas y “a las 4 0 5 de la tarde ya no hay cupo”. En ocasiones Arturo ha tratado de llegar en la noche para conseguir un cupo y no encuentra uno. Dice que “las comidas sobran y las camas están desocupadas”. Además, “la atención es mala y pretenden dejar amarrada a las personas para que no las vean en la calle”.
Los habitantes de calle deben buscar cupo todo los días
Arturo comentó que la personas que llegan a los centros de atención reciben un desayuno y deben volver a la noche a buscar un nuevo cupo. Dijo que “en la mañana salimos, si se desayuna más de dos veces lo sancionan y hay que salir a buscar comida para volver a entrar a almorzar”.
La situación se agrava en la medida en que no todos los habitantes asisten a los centros de atención y cuando “la Policía comienza a cumplir el nuevo código ¿dónde meten a las personas?”. Frente a las actividades de capacitación, indica que no son suficientes y dan talleres que no potencian sus habilidades, “sólo los que hacen proceso los capacitan para que pasen de la vida de indigencia a la ciudadanía normal”.

Colombia. La Paz en jaque


Resumen Latinoamericano / 19 de enero de 2018 / CI
Después de la firma del Acuerdo de Paz se han visibilizado cuáles han sido los grandes cambios que ha aportado este hecho, así como sus fracasos. El informe “La paz en jaque”, realizado por realizado por varios colectivos de Derechos Humanos de los santanderes, demuestra cómo la violencia se está utilizando aún más que en otras épocas para mitigar las protestas por el incumplimiento de dichos Acuerdos y la violación de los derechos del pueblo en general.
El Equipo Jurídico Pueblos, la Casa Aguayá, el Sindicato de Trabajadores del Sistema Agroalimentario -Sinaltrainal-, la Asociación de Familiares de Presos de Colombia -Asofamiprec-, la Asociación de Familiares y Amigos de los Internos de la Cárcel de Cúcuta -Asofamintercuc- y varios colectivos de presos sociales de diferentes regiones realizaron la investigación y denuncian las repercusiones de esta situación en el país.
Ambiental
Los conflictos socioambientales en el país han aumentado pese a las protestas. Estas se suceden ya sea en los pueblos o corregimientos que se han visto afectados y como en las ciudades. Sin embargo, el modelo económico actual que el Gobierno impone no respeta la integridad de los seres humanos ni de la naturaleza.
Las Consultas Populares, mecanismos institucionales que deben garantizar la autonomía y voluntad de los pueblos, se ven afectadas por la actuación de sectores privados amparados por el Estado.
A pesar de que la Corte Constitucional ha considerado a la naturaleza como sujeto autónomo de derecho y protección, el Gobierno la transgrede de manera sistemática. En varios municipios, tal como San Vicente de Chucurí, las Consultas Populares han sido canceladas bajo la argumentación de que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público no tiene recursos suficientes para este proceso.
La política extractivista que maneja el Gobierno consiste en vender el país a multinacionales extranjeras. Para la región nororiental, la problemática no dista de lo que se presenta en el resto del país: construcción de hidroeléctricas, extracción de carbón y de otros minerales son las principales -pero no las únicas- consecuencias de un modelo económico inviable.
Fuerza Armada
Otro de los puntos tratados en este informe es el presupuesto destinado a la guerra y, por ende, el aumento desmedido de la fuerza pública pese al desarme de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC-.
Se han presentado de manera constante excesos de autoridad por parte de estos entes, los cuales no prestan ningún servicio a la comunidad. La Corte Suprema consideró ilegal la permanencia de las Bases Militares Estadounidenses en territorio colombiano pero aquellas siguen sin ser desmontadas.
La militarización del Catatumbo se analiza en el informe en la dinámica del Batallón de Infantería No.15 General Francisco de Paula Santander. La población civil ha sido víctima de diferentes formas de maltrato por parte de estos entes de seguridad.
Al mismo tiempo, dicho aumento de la fuerza pública va en pro de asegurar los megaproyectos que se asientan en estas zonas.
Movimiento Social
Los tratos al movimiento social por parte de los entes de la misma fuerza pública en distintas zonas del territorio nacional son de criminalización -a través de tácticas de guerra- de cualquier acto de protestas o paros en contra del sistema económico, social y político.
Es constante la utilización de armas o instrumentos que atentan contra la vida de los civiles y del movimiento social popular. También proliferan las falsas acusaciones a individuos de la población con el fin de ejercer una manipulación mediática.
Avanzada Paramilitar
Como dato principal, el informe afirma que los grupos paramilitares son financiados por medio del narcotráfico, la ganadería extensiva y el contrabando de gasolina.
Dicho texto hace constar claramente las intimidaciones que se presentan por parte de estos grupos armados hacia la comunidad o los defensores de Derechos Humanos, líderes y sindicalistas. Además, denuncia acciones que atentan contra la vida y los derechos como la extorsión, el secuestro, desplazamiento, persecución y muerte.
Los grupos paramilitares que asedian de manera constante a la población civil en ese territorio se cobijan bajo diferentes nombres tales como Clan del Golfo, Villacareros, Escorpiones, Águilas Negras y Los Rastrojos o Urabeños.
CI SC/PC/19/01/18/7:00

Chile. Carta en contra de la privatización del litio recién dispuesta por la administración de Bachelet

Resumen Latinoamericano / 19 de enero de 2018 / Julián Alcayaga, Politika
Sr.
Jorge Bermúdez Soto
Contralor General de la República
Presente

Solicita que no se tome razón de los Derechos de explotación sobre el litio, acordados por Corfo y Codelco.

Estimado Sr. Contralor:
La prensa del día de ayer jueves 18 de enero, celebra el acuerdo al que habrían llegado Codelco con SQM, en el que fuera de otras materias, le otorga a SQM nuevos derechos de explotación por 349.553 toneladas de litio metálico equivalente, acuerdo del que debe tomar razón la Contraloría General de la República, en adelante la CGR.
Anteriormente, la prensa también sostuvo que la Ministra de Minería Sra. Aurora Williams, había presentado a la CGR, un decreto en el que Codelco otorgaba un contrato de operación en el litio a otras empresas, en sus pertenecias de litio en el salar de Maricunga.
Por la presente, nuestra organización, “ONG CHILE-COBRE”, viene en solicitarle Sr. Contralor General, que se abstenga de tomar razón tanto del acuerdo entre Corfo y SQM, así como el decreto del Ministerio de Minería respecto del litio de Codelco, por las razones de derecho que paso a explicar.
El art. 7° del Código de Minería, de 1983, y el art. 3° de la Ley Orgánica de Concesiones Mineras 18.097, de 1982, declaran inconcedible el litio. Estas disposiciones no admiten ninguna interpretación que no sea que el litio es inconcedible.
Por su parte la Constitución de 1980 estableció, en el inciso décimo del N° 24 del art. 19, que:
“La exploración, la explotación o el beneficio de los yacimientos que contengan sustancias no susceptibles de concesión, podrán ejecutarse directamente por el Estado o por sus empresas, o por medio de concesiones administrativas o de contratos especiales de operación, con los requisitos y bajo las condiciones que el Presidente de la República fije, para cada caso, por decreto supremo”.
Nuestra Carta Fundamental dispone perentoriamente que solo el Estado o sus empresas pueden explorar, explotar o beneficiar los yacimientos con sustancias no concesibles, entre las que se encuentra el litio. También se podrán otorgar concesiones administrativas o contratos especiales de operación, pero todo ello bajo los requisitos y condiciones que disponga el Presidente de la República, por decreto supremo.
En suma, primero, el litio no es concesible, segundo, si se llegara a permitir que terceros puedan explotarlo, solo se puede hacer por concesiones administrativas o contratos especiales de operación, y tercero, la Constitución lo establece muy rotundamente que solo el Presidente de la República puede otorgar derechos de explotación, por decreto supremo, decreto que en su firma, el Presidente de la República, no puede ser reemplazado por un Ministro de Minería, por el Vicepresidente de Corfo, o el Presidente Ejecutivo de Codelco.
El gobierno militar declaró inconcedible el litio y dispuso que solo el Presidente de la República puede otorgar derechos de explotación de esta sustancia mineral.
Si actualmente, la Presidenta Bachelet quiere retroceder en la protección de los intereses nacionales, entregando derechos de explotación a terceros que no sean el Estado, que lo haga directamente, y no por el intermedio de autoridades de Corfo, Codelco o la Ministra de Minería, que la Constitución no autoriza. O que deje dicha responsabilidad al Presidente Piñera, que asumirá en menos de 2 meses.
Por los fundamentos de hecho y de derecho expuestos, me permito solicitarle señor Contralor General, que se abstenga de tomar razón de los ilegales e inconstitucionales acuerdos de Corfo con SQM, y del decreto en el que Codelco, establece un contrato especial de operación sobre el litio, contratos que además legamente no existen.
Deseo también señalar, solo a manera de información, que por los mismos fundamentos de derecho expuestos, el convenio de 1980, entre Corfo y Foote Minerals, actualmente Albemarle, es nulo por ser ilegal e inconstitucional, así como el anexo a este convenio de 2016, y por cierto también es ilegal e inconstitucional el contrato de 1993, mediante el cual Corfo le otorgó derechos de explotación sobre el litio del salar de Atacama, a SQM.
Saluda atentamente a Ud.
Julián Alcayaga O.
RUT 5.136.752-9
Abogado
Presidente ONG Chile-Cobre
San Martín 473 of. 113
Santiago
Santiago, 19 de enero de 2018

Honduras: Detinen al integrante del COPINH, Edwin Espinal, por participar en protestas contra la dictadura.

Resumen Latinoamericano, 20 enero 2018
Esta noche, mientras se conducía hacia su casa fue capturado en el Bulevar Fuerzas Armadas de Tegucigalpa el compañero Edwin Espinal por miembros de la policía por su participación en las manifestaciones de días anteriores en protesta por la imposición del fraude y la dictadura de Juan Orlando Hernández. Edwin Espinal es un reconocido compañero en lucha contra el régimen dictatorial impuesto desde el golpe de Estado de 2009 en Honduras, su captura obedece a las órdenes del dictadorzuelo JOH de reprimir, estigmatizar y criminalizar la digna protesta del pueblo que se opone a la imposición de la violencia y el entreguismo.
La captura de Edwin se produce días después de haber sido víctima de una campaña de estigmatización en las redes sociales, tal como ha sucedido con los compañeros Martín Fernández y Víctor Fernández del MADJ, así como el Padre Melo de Radio Progreso entre una larga lista de compañeros y compañeras luchadoras en contra del régimen.
Las acciones del gobierno saliente de JOH buscan producir miedo y consternación en el pueblo movilizado, como lo ha demostrado con las burdas demostraciones de su policía militar y las declaraciones ilegales de FUSINA, tratando de impedir el derecho fundamental a la protesta.
Sin embargo, es clara la fuerza con la que hemos denunciado como pueblo hondureño la ilegalidad e ilegitimidad de JOH y estamos seguros que no habrá descanso hasta ver su salida.
Mientras JOH recibe por parte de su espurio tribunal electoral el certificado de la ilegal victoria, se captura y criminaliza a compatriotas que luchan por la verdad y la dignidad.
Contra el pueblo mano de hierro, pero para los intereses extranjeros el más amplio arrodillamiento.
El COPINH exige la liberación inmediata de Edwin Espinal y responsabiliza de su seguridad al Estado hondureño.
Llamamos a la comunidad nacional e internacional a denunciar estos hechos de criminalización que se aúnan a la serie de asesinatos, agresiones, campañas de estigmatización y represión brutal por parte del Estado contra el pueblo movilizado.
El COPINH llama a profundizar la movilización nacional en contra del fraude y la dictadura.
A mayor represión, más lucha y organización.
Dado a los 19 días del mes de enero de 2018.
¡Con la fuerza ancestral de Berta, Lempira, Mota y Etempica se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, dignidad, libertad y paz!

Guatemala. Arrestan diputado por planificar asesinato de dos periodistas

Resumen Latinoamericano / 19 de enero de 2018 / Ernesto Carmona
Autoridades guatemaltecas arrestaron al diputado Julio Juárez Ramírez para procesarlo como presunto autor intelectual de los asesinatos de los periodistas Danilo López y Federico Salazar, ocurrido cerca de su domicilio  el 13 de enero de 2015, según informes de la prensa local.
López, periodista del diario Prensa Libre, de Ciudad de Guatemala, y Salazar, periodista de la emisora Radio Nuevo Mundo, también de Ciudad de Guatemala, fueron asesinados a tiros por dos pistoleros no identificados mientras los periodistas caminaban por un parque de Mazatenango, capital del suroccidental departamento de Suchitepéquez, en marzo de 2015.
De acuerdo con investigadores de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Juárez ordenó el ataque contra López porque el periodista trabajaba en un artículo sobre la corrupción en el Gobierno de la municipalidad de Santo Tomás La Unión, donde Juárez se desempeñaba como alcalde en esa época. En diciembre de 2017, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Juárez en virtud de la Ley Global Magnitsky de Rendición de Cuentas por Violaciones de los Derechos Humanos, por su presunta participación en los asesinatos.
Los casos de periodistas asesinados en América Latina suelen terminar en absoluta impunidad, o muy de vez en cuando con la condena de un sicario menor, pero las policías nunca encuentran al o los autores intelectuales.

De Daktari a Óscar Pérez: El uso de la carta paramilitar contra Venezuela/Dos de los abatidos junto a Oscar Pérez tenían antecedentes por homicidio

Resumen Latinoamericano*, 19 de enero 2018.
Durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, Colombia vivió un proceso de reconfiguración de su territorio debido al desplazamiento forzado de más de 2 millones de personas (en su mayoría de carácter rural/campesino) que produjo la ocupación y ofensiva militar del Plan Colombia y el paramilitarismo.
Lejos de resolver algo, aunque tampoco ese era el interés inicial, el negocio de la guerra se amplía al igual que sus mecanismos y canales de financiamiento, los que le dan existencia: narcotráfico, comercio de armas, criminalidad económica, etc.
La frontera venezolana recibe los primeros impactos de un fenómeno con rasgos transnacionales y transfronterizos, sustentados por un Estado fallido que entregó su seguridad interna a Estados Unidos y determinado, principalmente, por la importancia que tiene para este último la cocaína que ahí se produce y exporta; una balanza que a su vez inclina a favor el aumento en la demanda de armas. El narcotráfico también tiene su geopolítica.
Ese proceso de conquista sui géneris cuyo resultado fue la depredación progresiva, también sui géneris, de la vida económica y social de la frontera, trajo consigo el afianzamiento de grupos armados que pasaron a controlar rutas de contrabando, venta de armas y narcotráfico. La empresa de la guerra en Colombia marca USA creció sobremanera y buscó en Venezuela instalar su filial, expansión que dio además un nuevo carácter a la clásica delincuencia organizada en Venezuela bajo una economía ilegal trazada a partir del narcotráfico, el contrabando, el sicariato… y a futuro, de la violencia política.
Tratándose de una empresa, entonces, era natural que la necesidad de un aparato de seguridad privado, en este caso el paramilitarismo, haya adquirido formas como brazo ejecutor del neoliberalismo, toda vez que disputa al Estado el control social sobre el territorio. Y eso aplica tanto para Colombia como para Siria.
Esta penetración configuró la importación progresiva de ese ejército privado en suelo local, pero también su forma de moldear una cultura de la violencia específica en Venezuela, plantándose como empresa más allá de lo meramente delictivo. Por el hecho de tener esa cualidad privada, es que grandes intereses políticos pueden echar mano y utilizarlo. Es cuestión de asumir el riesgo de dicha inversión.
El paramilitarismo no es un fenómeno venezolano, las bandas y referentes del crimen organizado no nacieron espontáneamente, sus formas de administración de castigo y control social sobre ciertos territorios tampoco lo aprendieron en Internet; es consecuencia de la geopolítica de la guerra de Estados Unidos a través de Colombia, de la cual también son víctimas los colombianos. Estar al lado del principal productor de cocaína del mundo y del principal mercado de armas de la región se dice fácil, precisamente en ese detalle está la razón de ser de que el paramilitarismo sea utilizado como herramienta política en Venezuela y que como fenómeno tenga las implicaciones que tiene.
No producto de la casualidad jefe político del paramiliarismo colombiano, en una reciente intercambio con periodistas, empatizara con las acciones de Pérez y llamara al Ejército a sublevarse contra el Gobierno.

Daktari, modus operandi y la vía armada

El hecho de la finca Daktari en su momento dio dimensión de hasta dónde se estaba dispuesto a llegar para sacar al chavismo del poder, de hasta dónde se habían corrido los límites. Fue un año donde el país se encontraba movilizado por la agenda del referendo revocatorio impulsada por el antichavismo, quien buscaba consolidar una victoria política luego del golpe/paro/sabotaje de meses anteriores.
Los hechos y sus vinculaciones políticas y empresariales son harto conocidas; más de 100 paramilitares contratados, y vinculados a agentes infiltrados dentro de la fuerzas de seguridad y empresarios, daban la medida de un modus operandi que se ha repetido inercialmente durante los últimos años: a medida que se pierden batallas políticas, recurren al plomo; a medida que se pierden las batallas callejeras (guarimbas), donde también apelan al plomo, recurren a los sicariatos y asesinatos políticos. Y para ello solo falta quien ponga la plata sobre la mesa y quien mueva los resortes (piense en la CIA), y quien desde la tribuna política y mediática sea cómplice en desvirtuar, negar o legitimar lo que de allí resulte.
Dependiendo de ese contexto más general es que adquiere visibilidad en qué momento se apela a células armadas (germen de los ejércitos privados) para intensificar la violencia callejera, o cuando, en circunstancias de reflujo, se emplea con fines selectivos como asesinatos políticos. Después del icónico hecho de la finca Daktari se han evidenciado las múltiples formas de aplicación de este instrumento, resaltando los periodos de guarimba como escuelas o centros de entrenamiento, donde también se intenta posicionar grupos armados (disfrazados de “manifestantes”, por supuesto) para escalar la confrontación.
Las guarimbas de 2017 describieron bastante bien que las molotvs y escudos hechos de latón eran herramientas de márketing que difuminaba -para la prensa mundial- el secuestro y control de urbanizaciones, el uso de francotiradores y de armas de fuego en confrontaciones y la intención probada de llevar a cabo asesinatos contra personas por ser o parecer chavistas.
Existe una intención manifiesta de tantear la vía armada, tanto por actores internos como externos: el reconocimiento internacional del escenario de confrontación de las guarimbas, partera de células como la de Óscar Pérez y Juan Caguaripano, vino por parte de Estados Unidos y la Unión Europea principalmente.

Células armadas y el caso Libia

Luego de cerrado el ciclo de violencia política y armada en Venezuela, se suscitaron tres ataques armados. Uno dirigido contra la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, mientras niños que estudian en esa institución se encontraban adentro) y el Ministerio de Interior, Justicia y Paz desde un helicóptero donde se lanzaron granadas y ráfagas de disparos de alto calibre; y otros dos contra instancias de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en el estado Carabobo (Fuerte Paramacay) y el estado Miranda (Comando de la Guardia Nacional Bolivariana, GNB). El fin era obtener armas para preparar un golpe a futuro y ganar capacidades, pero también imponer en la opinión pública una supuesta superioridad en términos tácticos y militares, además de un clima de terror.
Con estos ataques dos células armadas (una de Óscar Pérez y otra del ex militar capturado Juan Caguaripano) pasaron a ser la nueva apuesta.
Una célula no es un fin en sí mismo, sirve como agrupamiento inicial de una estrategia superior dirigida a conformar un ejército paralelo: tras un proceso de infiltración y cooptación de fuerzas regulares para producir deserciones, se intenta darle forma y objetivo político. De esta manera ocurrió durante la “primavera árabe” que azotó Libia, donde los servicios de inteligencia de la OTAN lograron extraer oficiales del estamento militar para nutrir a los “rebeldes”, bajo un marco narrativo global que ubicaba como única ruta con sentido práctico la agenda armada para salir de Gadafi. ¿Les suena?
Pérez y Caguaripano eran evidencia de esa intención (global pero adaptada a cada terreno) de “resolver” los conflictos a plomo y de infiltrar fuerzas de seguridad para conformar el germen de un ejército privado. En Venezuela la visibilidad de esta intención es aún mayor cuando se mide el asedio psicológico al que están sometidas la FANB, los recurrentes llamado de la oposición a “ponerse del lado de la Constitución” (eufemismo para llamar a la insurrección) y las infiltraciones detectadas a tiempo.
En tal sentido el desmantelamiento de estas dos células altamente peligrosas no sólo iba dirigido a revertir cualquier acto de sabotaje o terrorismo a futuro, según el constituyentista Diosdado Cabello se preparaban para hacer estallar un carro-bomba en la embajada de Cuba, sino también neutralizar posibles operaciones dentro de las fuerzas de seguridad. Este último punto es clave en cuanto a la anticipación con respecto a los servicios de inteligencia extranjeros que pudieran estar operando para reeditar a un Pérez o a un Caguaripano que, nuevamente, intenten dirigir al país por los derroteros de la guerra.

Medios, políticos estadounidenses y legitimación del paramilitarismo con otro nombre

Un componente fundamental que posibilita la legitimación y empatía con grupos armados son los medios de propaganda privados. Bajo la imposición de un alias globalizado (los “rebeldes”), se ha justificado desde las grandes empresas de la comunicación el caos y la mercenarización de conflictos, como en Medio Oriente luego de la “primavera árabe”. Y “rebeldes” son, justamente, todas las células terroristas o grupos armados que “emerjan” en territorios con gobiernos que no están alineados a Estados Unidos.
Venezuela no escapa de este tratamiento, ya durante las últimas guarimbas habían adelantado un cuadro narrativo para representar como “enfrentamientos entre manifestantes pacíficos contra militares armados” lo que realmente eran episodios de ultraviolencia, cortes de vías, disparos de francotiradores y saqueos contra comercios.
Sin embargo el alias “rebelde”, una nomenclatura que signa un factor militar, se vio con claridad luego de que Óscar Pérez y su grupo cayeran abatidos en el enfrentamiento; medios internacionales y locales cartelizaron el tono y lo glorificaron como “el piloto que se rebeló contra Maduro”, apelando a las brechas de desinformación que dejó el operativo, y sobre todo, a las voces más extremas del espectro político (María Corina Machado, Diego Arria, Antonio Ledezma, etc.) que dieron un respaldo frontal a Pérez.
Si bien ese alias ya denota en sí la intención de correr los límites del relato en pro de legitimar células armadas, ubicando a Pérez en la misma coordenada simbólica de organizaciones terroristas en Medio Oriente, otro dato prefigura los apoyos externos con los que cuenta la opción bélica: Marco Rubio, Otto Reich, Roger Noriega e Ileana Ros defendieron a Óscar Pérez y respaldaron sus acciones.
No se trata de simples congresistas o voceros políticos de Estados Unidos, sino de un sector que luego del ascenso de la Administración Trump ha alcanzado importantes niveles de influencia para configurar el marco de las relaciones exteriores EEUU hacia Venezuela. Resaltan los casos de Otto Reich y Roger Noriega, ambos operadores de la guerra sucia en Centroamérica y vinculados estrechamente a los servicios de inteligencia estadounidenses, a los que Marco Rubio, en su posición de senador, les da un empujón para que su limitada voz se escuche. Caso que también aplica para Luis Almagro, que aprovechando la ola desde su cuenta Twitter compartió el apoyo dado por ONGs financiadas por el Departamento de Estado, como Human Rights Watch.
En este punto es necesario recalcar lo obvio: el próximo atentado que planeaba la célula de Pérez, o la de Caguaripano antes de su desmantelamiento, estaría legitimado por estos actores políticos del Congreso estadounidense, los cuales han demostrado influencia en delimitar la política exterior hacia Venezuela. Marco Rubio e Ileana Ros incluso tienen acceso a cajas negras presupuestarias con las cuales podrían, incluso, otorgar financiamiento para no detener el entusiasmo, un dato ya de por sí bastante peligroso.
Esa prueba es más que suficiente para poner en contexto el operativo contra la célula de Pérez, pero sobre todo, como el paramilitarismo está sobre la mesa de quienes han adquirido una influencia relativa en la Casa Blanca para moldear el qué hacer con Venezuela.
Durante estos días se ha intentado mostrar a Óscar Pérez como un caso aislado, cuando en realidad representa una continuidad (aún no lograda) en el marco de la agenda paramilitar contra Venezuela.
*Fuente: Misión Verdad

Dos de los abatidos junto a Oscar Pérez tenían antecedentes por homicidio

 18 de enero de 2018
Al menos dos de los hombres que el pasado lunes resultaron abatidos al enfrentar a fuerzas de asalto que habían localizado al actor y piloto Oscar Pérez, tienen antecedentes delictivos y fueron enjuiciados por homicidio y por robo agravado en 2009 y 2010.
Se trata de José Alejandro Díaz Pimentel, de 36 años, quien en 2009 fue procesado y sometido a juicio por los delitos de homicidio calificado por motivos futiles e innobles y robo agravado, según las actas judiciales de la causa identificada con el código OP01-P-2009-005036 en el tribunal de juicio número 1 del estado Nueva Esparta.

En ese caso aparece también imputado y por los mismos delitos Roberto Perales Jiménez, quien habría sido funcionario de la policía regional, de acuerdo con declaraciones ofrecidas por el comandante de la organización, coronel Agustín Sandrea, quien dio detalles sobre la actuación del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, por la investigación de un homicidio y el robo a un banco en la ciudad de Juangriego.
Díaz Pimentel fue el acompañante de Pérez, quien robó en junio un helicóptero de la policía científica y disparo contra la sede del Tribunal Supremo de Justicia y la terraza del edificio del Ministerio de Interior en el centro de Caracas, la capital venezolana.
El hombre para el momento de la información judicial localizada se encontraba en la etapa de juicio y el registro, de marzo de 2011, se refería a la decisión de formar un tribunal unipersonal para dictar la condena, ante las dificultadas para constituir un juzgado con la participación de escabinos.
No se ubicó información sobre la sentencia dictada ni sobre el motivo de que Díaz Pimentel se encontrara en libertad pese a que su condena presumiblemente sería alta debido a la calificación penal establecida para el momento.
Por su parte otro de los abatidos, Abraham Noe Lugo Ramos, fue aprehendido y enjuiciado por los delitos de homicidio simple, en grado de tentativa, y robo agravado contra un ciudadano llamado Hugo Rojas en junio de 2010.
Para la fecha Lugo Ramos era sargento segundo de la GNB y junto con Luís Alberto Olivo Hernández a bordo de una motocicleta interceptó a la víctima, quien conducía su vehículo por la Autopista Regional del Centro, a la altura de Tejerías, según informó el Ministerio Público en una nota de prensa.
Los hombres fueron imputados por la fiscal Yoselina Fernández y fueron privados de libertad en el Centro de Procesados Militares de Ramo Verde en Los Teques, estado Miranda.
Fuente: La Tabla

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG